CATEDRAL SPRINT

CATEDRAL SPRINT

CATEDRAL SPRINT – Fotografia: Oriol Batista Fotògraf

CATEDRAL SPRINT

Esta es ya una prueba mítica en Girona, dentro de la conocida CMG (Cursa de Muntanya de Girona) y durante el tiempo de Ferias de Sant Narcís. Se trata de una subida a tope a lo largo de las 90 escaleras que forman parte de la escalinata de la Catedral de Girona.

La prueba la organiza la empresa Klassmark y el objetivo es sencillo: gana quién sube en el menos tiempo posible los 90 escalones de la escalinata de la Catedral de Girona. Hay dos categorías: hombres y mujeres. A partir de ahí, la proeza es sólo para los y las más valientes.

Yo llevo participando 3 años seguidos y los que hagan falta porque la prueba se lo merece. Primero por la grandeza del lugar, la Catedral de Girona se muestra tan imponente, solemne, inmutable que cualquier evento a sus pies es un éxito asegurado. Segundo por el ambiente de corredores y curiosos, que cual familia acuden a la fiesta para participar, animar y celebrar la cloenda de las Ferias de San Narciso (patrón de Girona) y tercero, por esa adrenalina que recorre tu cuerpo dándolo todo subiendo escalón a escalón, sin aliento, sin fuerzas pero con esa emoción que te nace dentro como un suspiro y desvanece al alcanzar el último peldaño, dejando entrever entre titubeos, y movimientos nerviosos los coletazos finales de la inyección de adrenalina que recorre tu cuerpo cuando Oriol, el magnífico speaker del staff Klassmark, grita tu nombre. Por favor, no os lo perdáis el año que viene. Cita obligada.

 

MARCHA CICLOTURISTA GERUNDONA – SÓLO PARA MUJERES

MARCHA CICLOTURISTA GERUNDONA - SÓLO PARA MUJERES

Salida de la I MARCHA CICLOTURISTA GERUNDONA  (foto de la Organización)

MARCHA CICLOTURISTA GERUNDONA – SÓLO PARA MUJERES

Primera marcha cicloturista para mujeres en Girona, la Gerundona tuvo lugar el pasado 9 de Octubre y fue todo un éxito. Más de 200 mujeres en bicicleta de carretera y con maillot rosa se movieron por Girona ens dos opciones de recorrido largo de 90Km y corto de 52Km.

Jamás había hecho una carrera de bici de carretera (hará un tiempo me inicié al duatlón pero de montaña) y me encantó la experiencia. Con la grupeta de chicas que salimos a entrenar, decidimos salir en el pelotón de atrás, por detrás nuestro el coche escoba, supongo. Salimos como siempre, riendo, saludando, hablando y con ánimos de impregnarnos de este tipo de eventos que cuando se llama a participar exclusivamente a mujeres suele acabar siendo épico. Y no defraudó.

Hice el recorrido largo de 90km y me encantóGirona, Aiguaviva, Vilobí, Bonmatí, Amer, Les Planes, Llorà, Canet d’Adri y Girona. Un recorrido que os recomiendo, fácil de hacer, divertido y precioso por el entorno, la Garrotxa es espectacular y la belleza que desprende te deja atónita. Si os gustan estos parajes y os encanta pedalear es una muy buena ruta, sin demasiada dificultad para éso de sumar kilómetros con la flaca.

Mi momento de dificultad llegó tarde, en el km 80, hasta allí iba a un ritmo divertido, apretanto, aflojando, según convenía y parando a los avituallamientos para ver como iban las chicas. Me sorprendió el buen rollete entre las mujeres que nos íbamos pidiendo permiso para ir a rueda (una detrás de la otra, para poder ir descansado) y luego ir viendo que te adelantan animándote a ponerte tú a rueda en ese momento. Un bonito gesto: yo te ayudo, tu me ayudas y así ganamos todas. Me fascinó. Pero mi triste momento de dificultad llegó en el km 80, a sólo 10Km del final, ya lo tenía hecho. Pero así son las cosas, un momento de despiste y adiós.

En el Km 80, pasado el precioso pueblecito de Llorà me despisté, choqué con la rueda de alguna compañera y me caí. El asfalto es puñetero para este tipo de caídas, nunca sabes qué va a suceder. A parte de rasurarme la piel y dejar parte de mí allí, pude levantarme por mi propio pie, aunque los mareos continuos impidieron que ni siquiera me planteara volver a subirme a la bicicleta. Mi carrera había acabado allí a 10 Km del final. Mil gracias a la ambulancia del evento y a todos los que se pararon para auxiliarme, me sentí muy arropada y protegida, a la vez que deshorientada. Todo quedó en un susto y unas magulladuras que tardarán dos semanitas en reponerse, pero ya está. Llegué a casa dolida pero muy feliz.

Y sí, el año que viene (o incluso antes en la Gerunda road) repito en esta carrera tan bien organizada y de mujeres (¡Por el sexismo en positivo!).

¿Nos vemos?

MARCHA CICLOTURISTA GERUNDONA - SÓLO PARA MUJERES

La grupeta antes de salir pedaleando: Carla, Sara, Mònica, yo, Txell y Pat (de izquierda a derecha)

Trail Rocacorba 30k, cuando el trabajo bien hecho tiene su recompensa

Trail Rocacorba by Oriol Batista

Trail Rocacorba by Oriol Batista

Trail Rocacorba 30k, cuando el trabajo bien hecho tiene su recompensa.

Ayer me tocó correr la primera carrera de montaña de la temporada. Una carrera organizada por Klassmark, Trail Rocacorba de 30 quilómetros y con un desnivel positivo de 1800 metros. Una carrera de 100% puro trailrunning en una montaña tan especial y mágica como es Rocacorba. Mi primera trail de montaña seria fue aquí, con la de 20 quilómetros. Dos años más tarde sigo acudiendo a la cita de esta especial carrera, el año pasado acompañada por mi pareja (a quién me unen estas preciosas montañas) y este año sola.

Es una carrera dura y exigente, cada vez aprendo cosas nuevas de ella y este año no ha sido una excepción. Cabe decir que he conseguido cuadrar muchos temas y superarla física y emocionalmente con un más que aprobado, al menos des de mi punto de vista.

Cosas que he tenido en cuenta en esta carrera:

–          Beber a sorbitos en cada subida, no deshidratarte es importante y en las subidas más duras que tienes que caminar es el momento ideal para beber, así tu cuerpo se enfría y las pulsaciones reciben un poco de tregua.

–          Comer antes de tener hambre. No esperar al avituallamiento para comer y beber.

–          Ser positiva, aunque aparezcan dolores o incomodidades, ser positiva, separarte del dolor, respirar y seguir.

–          Concentrarme en la respiración y a ratos hacer respiraciones profundas, dejando salir todo el aire de los pulmones y llenándolos de aire nuevo.

 Cada uno tiene su técnica para dominar la mente y creo que es un punto crucial, otra forma más para superarse. Correr distancias largas con desniveles exigentes requiere de algo más que velocidad, no sólo entrenamos las piernas, sino que además hay que entrenar la mente, cuadrar los tempos entre la hidratación y la alimentación, y sobre todo no dejarse llevar por las emociones: la alegría es buena pero no la euforia porque puede ser tan nefasta como la negatividad y el pesimismo.

 Esta carrera me ha enseñado a ser justa y equilibrada en cada quilómetro y aunque podría haber sido más rápida, me centré en ser yo, en no dejarme arrojar por la multitud y respetar mis ritmos y mis momentos. Ha resultado fantástico, ha sido como un baile dónde los participantes sabían qué tocaba en cada momento. Ha sido coherente y equilibrado. Y al final me ha quedado muy claro: ¡Cómo cansa esto de correr!

Mujeres que corren: cumpliendo sueños

Mujeres que corren: la satisfacción de ayudar a las personas.

Mujeres que corren: la satisfacción de ayudar a las personas.

Mujeres que corren: cumpliendo sueños

No hay mayor satisfacción en el mundo mundial que la de ayudar a otras personas, ayudarlas a ser mejores, a conseguir sus retos, a levantarse, a probar caerse sin miedo y a mirar hacia delante con esperanza, fuerza e ilusión.

No hay placer más grande que iniciar un proyecto que te llene de ilusión, fuerza y energía positiva compartiendo con personas increíbles aquello que más te gusta.

Tengo una suerte enorme, la de compartir con mujeres el placer más grande que nos ha dado la naturaleza, algo sencillo y muy gratificante: correr.

Es fascinante ver sus caras llenas de ilusión, fuerza, entusiasmo y ganas. Diez sonrisas fascinantes que me iluminan cada zancada, que me devuelven la ilusión (si en algún momento la hubiera perdido) y me tele transportan, no sé hacia dónde pero sí sé que debe ser similar a lo que algunos describen como el paraíso. Compartir es increíblemente sanador y te mantiene en equilibrio; dar sin esperar nada a cambio, recibir tanto apoyo como das y, al final, ver la felicidad en sus rostros cansados. ¡Dios mío qué grande es correr! ¡Qué grande es compartirlo con los demás!

Las mujeres podemos ser rápidas, constantes, sacrificadas, apasionadas, fuertes, atrevidas; podemos sentirnos muy unidas, luchar juntas por conseguir un reto; y sobretodo, podemos ser las más motivadas cuando algo nos llega a dentro. Os aseguro chicas que con una mente positiva y con la fuerza y la motivación que nos caracteriza cuando unimos nuestras fuerzas, sí se puede conseguir cualquier cosa que nos propongamos. ¡Qué grandes somos las mujeres!