ONCOTRAIL 2017 – UN AÑO MÁS CONTRA EL CÁNCER

ONCOTRAIL 2017 - UN AÑO MÁS CONTRA EL CÁNCER

ONCOTRAIL 2017 – UN AÑO MÁS CONTRA EL CÁNCER – Foto: Oriol Batista Fotògraf

ONCOTRAIL 2017 – UN AÑO MÁS CONTRA EL CÁNCER
El pasado fin de semana volvimos a vestirnos con nuestras mejores GALAS para correr por quienes más lo necesitan. Oncotrail ya es una de las carreras solidarias clásicas de la provincia de Girona. Una carrera donde este año se han recaudado más de 200.000 euros. Todo el dinero que se recauda va para la Fundación Oncolliga de Girona, para ayudar a los enfermos de cáncer y a sus familias. Como muchos sabéis, por desgracia, el cáncer es la enfermedad de moda y que todos hemos visto de cerca por amigos, familiares o incluso en primera persona. Cuando te toca es duro y difícil pero sobretodo te desubica y toda ayuda es poca. Así que esta carrera es de las que marcamos en el calendario para siempre.

Este año el equipo estaba formado por 8 personas magníficas (Toni, Jaume, Pep, Albert, Raúl, Sam, Enric y yo misma)  y cada una de ellas con motivos muy claros para correr. Como cada año repetimos tatuajes con los nombres de las personas por las que corremos: Aitor, Victoriano, Pilar, Toni, Jaume, Tete, Mama… E hicimos de esta carrera nuestro especial homenaje a todas aquellas personas que no podían estar con nosotros animando ni corriendo. Pese a los años, jamás olvidamos el sentido único y especial que nos motiva a seguir año tras año corriendo por esas personas que lo necesitan. Y es que es el único sentido para la existencia de CORRO X TU. Un proyecto que corre para lo que no pueden porque ya no están o porque deben de luchar por su vida entre las paredes de hospital o entre quimio y quimio.

La madre de mi mejor amiga murió de cáncer muy joven, su recuerdo estará gravado en mí para siempre; mi profesor de instituto también nos dejó hará unos años, su recuerdo es mi auténtica inspiración; mi vecino de niña también nos dejó hace tiempo y mi madre venció hará unos años su propio fantasma del cáncer. Otras amigas siguen en la lucha y agradecen que haya personas que se acuerden de ellas, que corran por ellas, que las llenen de energía y que, de alguna manera, sepan que no están solas. Que pese a los largos ratos en el hospital y las aburridas horas de quimioterapia, hay un grupo de personas que siempre las apoyarán y que siempre correrán mientras ellas luchan…

Yo estuve hace justo 6 años, por una enfermedad ingresada 15 días en el Hospital. Durante ese tiempo reflexionas, el mundo se ha parado para ti y el mundo exterior no existe. Las horas pasan lentas y las pocas visitas de hospital saben a Gloria. Recuerdo que cada día entre las 18-20h venían a verme amigas, familiares, amigos… Esos días valían por 1000. Las pilas se te cargaban a tope y volvías a tener ganas de seguir adelante con el tratamiento y luchar para salir de allí pronto y poder tener una vida normal de nuevo. Jamás se me borrará esa emoción dentro de mí. Jamás olvidaré ese sentimiento de estar “fuera de juego” de no formar parte de la vida, estar apartada, en el banquillo, mientras los demás siguen con sus vidas. Ajenos a la mía, ajenos a mi dolor y a mis insomnios…

Este es el único sentido de CORRO X TU. De participar año tras año en esta carrera y el de seguir haciéndolo a lo largo de las ediciones que haga falta… El de hacer llegar a todas esas personas el mensaje de que SÍ existen, que SÍ pensamos en ellas, que SÍ  son importantes y que SÍ merece la pena seguir luchando. Quizás para que el año que viene puedan participar en la carrera caminando, corriendo o animando mientras el sol calienta el rostro de la esperanza humedecido por la brisa marina de la Costa Brava y las lágrimas contenidas de emoción.

Otro año más de emociones, lucha, fuerza, amor y compasión. Otro año más de solidaridad y Oncotrail en estado puro.

 

 

SUPERA TUS MIEDOS Y DISFRUTA DE LA VIDA

SUPERA TUS MIEDOS Y DISFRUTA DE LA VIDA

Cuando la vida te suelte a su merced, aférrate a ella. ámala y disfrútala. y nunca dejes que el miedo te paralice, que nunca te domine, obligándote a dejar de ser tu. SUPERA TUS MIEDOS Y DISFRUTA DE LA VIDA

Pues resulta que de esto se trata la vida. De disfrutarla al máximo, de no dejar pasar ninguna oportunidad que realmente nos mueva y sentir la vida por cada poro de nuestra piel, en cada latido de nuestro corazón… Sentir que tienes sangre recorriendo tus venas y emocionarte simplemente notando que respiras y que estás viv@.

La vida son momentos. La vida eres tú. La vida es lo que sientes, lo que dices y, sobretodo, lo que callas. Tú eres vida y como tal eres espontáneo, fuerte, valiente, vibrante, amoroso y lleno de energía.

Y cuando tienes miedo, cuando te bloqueas, cuando no fluyes con la energía de la vida, entonces estás cerca de la muerte. No vives, sólo sufres, sólo paras y obstruyes esa emoción que nace en ti, la callas, por miedo. El miedo te mata. El miedo paraliza la vida que hay dentro de ti. Huye del miedo. Véncelo. Enfréntate a él. Míralo a la cara y dile: “Hoy no vas a poder conmigo”. Y hazlo. Haz lo que te dicta el corazón, hazlo con fuerzas, hazlo con amor, hazlo con ganas… De esas que te salen de dentro y que te cubren con el manto de la emoción.

Vive tu vida. Vive con orgullo, con tesón, con fuerza. Vive como nunca antes habías imaginado y cuando tengas miedo, respira y sigue adelante. Este es el camino que elegiste y está diseñado para ti, así que todo irá bien. Todo lo bien que tu quieras…

¡Move on the flow y vive!

SUPERA TUS MIEDOS Y DISFRUTA DE LA VIDA

 

5 RAZONES PARA CREER QUE EL YOGA ES PARA CORREDORES

5 RAZONES PARA CREER QUE EL YOGA ES PARA CORREDORES

5 RAZONES PARA CREER QUE EL YOGA ES PARA CORREDORES – Foto: Oriol Batista Fotògraf

5 RAZONES PARA CREER QUE EL YOGA ES PARA CORREDORES

Nunca me había planteado que hacer yoga fuera un entrenamiento que mejorara el rendimiento a los que corremos. Entiendo que para mejorar los tiempos hay que trabajar en diferentes disciplinas: fuerza, resistencia, velocidad… ¿Pero el yoga en qué me ayudará si soy corredor?

Aquí 5 razones para creer que el yoga está hecho para ti.

  1. Con la práctica del yoga liberas tensiones de los músculos y eso hace que evites lesiones. Está comprobado que cuanta más presión sufren nuestros músculos y no los liberemos (estirándolos, masajeándolos, …), más propensos seremos a sufrir todo tipo de lesiones.
  2. Mejora la consciencia en la respiración y esto te ayuda a aplicarlo en tu vida, cuando corres pero también cuando te enfrentas a situaciones estresantes. La respiración es muy poderosa.
  3. Aumenta tu capacidad de aguantar el dolor, de disolverlo y trascenderlo. Cada postura en yoga tiene un límite que mediante la práctica se va disolviendo. Este límite físico a veces también aparece de forma mental cuando afrontamos demasiados kilómetros, yoga te ayuda a enfrentarte a ellas y superarlas con éxito.
  4. Trabajas el core de tu cuerpo y con ello aumentas la tonificación del mismo y, sí, te pones más fuerte. Y esto es lo que queremos todos, estar Fuertes para poder rendir mejor. El core son los músculos del cuerpo que te ayudan a mantener el equilibrio, a sentirte ágil y a verte bien (y poder subir con ligereza las colinas). No dudes de la importancia de trabajarlos de forma consciente y correcta.
  5. Tus articulaciones reciben irrigaciones de sangre nueva que aporta beneficios a los órganos, a los músculos y a las articulaciones. Ayuda a embellecer tu cuerpo interior, a devolver la juventud a tus órganos, tus músculos y todas tus articulaciones. ¡Músculos más flexibles!

Y estas 5 razones expuestas, para nosotros, los corredores, se traduce en flexibilidad, equilibrio y coordinación. Un cuerpo más sano, más mimado, más joven, más fuerte para que nos siga aguantando muchos kilómetros más.

¿Te animas a poner un poco de yoga en tu vida de corredor?

NOTA: Puedes iniciarte al yoga en casa siguiendo esta sencilla tabla de asanas/posturas que en conjunto se denominan: el saludo al sol. Repeticiones de 3 veces por cada pierna, total de 6.

El descanso del guerrero: descansar para salir corriendo

El descanso del guerrero

El descanso del guerrero

El descanso del guerrero: descansar para salir corriendo

El descanso del guerreo es el descanso merecido que todos debemos tener después de una lucha que te lleva a tus límites, te deja sobrepasarlos y acabas exhausto no sólo físicamente sino también de cabeza y de corazón.

Reconozco que odio descansar, simplemente no sé estarme quieta sin hacer nada; pero esta vez, os lo juro, lo necesitaba. Necesitaba evadirme de la presión, de los entrenos, de los tiempos, de los ritmos, de los entrenos de fuerza, de las agujetas y de todo todo, todo lo que tuviera que ver con entrenar. Me ha costado un montón mantener mi vida ocupada con otras tareas como la de pasear, descansar, salir a cenar, tomar algo con amigas. Pero de nuevo lo he conseguido y para hacerlo más divertido (ya que las cosas fáciles no me gustan) he aprovechado el descanso para iniciar una dieta DETOX. Otra forma de entrenar la mente y el estómago, de deshacerte de viejos hábitos para poder zanjar una etapa e iniciar con la primavera una nueva etapa llena de energía, fuerza, positivismo y buen humor. Y si puede ser con unos Kilitos menos mejor que nos irá bien para subir montañas.

Han pasado ya varios días y, por fin, hoy he vuelto a salir a correr. He trotado lo justo, 6Km llanos por un recorrido familiar, cerca de casa y me he notado bien, pesada y lenta pero en forma. ¡Bien! No llevaba ni 1 Km cuando una voz me saludaba desde un coche, un amigo runner, un grande para mí, amigo y compañero de Kms, un loco del asfalto… ¡Qué ilusión más bonita! Qué subidón de energía es cuando sales a entrenar y saludas a esas personas que te entienden y que comparten contigo sudores, retos y Kms. A mitad del recorrido, mi hermano. ¡Qué grande mi hermano! Me saludaba desde el coche animándome a ir más rápido, como si pudiera. Más chute de energía para llevarme a las piernas, compañeros de equipo que hacen series a 3’30” a lo lejos, no me ven pero me los imagino corriendo con ellos, sonrío. ¡Grandes! Y con toda esa positividad acabo la ruta, noto dolores: tibia, rodillas… Lo normal. Llego a casa estiramientos y ducha final.

Me derrito por sentir de nuevo el tacto de mis zapatillas, el impacto de ellas contra el asfalto, y mi ciudad preferida de decorado especial. Me derrito por volver a coger ritmo y disfrutar corriendo y observar las caras de los demás corredores y emocionarme con sus gestos. ¡Qué grande es correr! ¡Y qué importante descansar para salir corriendo!