A seguir corriendo toda la vida

corriendoatrestreinta

A seguir corriendo toda la vida

9 de la mañana, el sol ya hace horas que ha salido y tiñe con su luz brillante los rostros de esos locos anónimos que esperan impacientes el pistoletazo de salida. Camprodon se viste de Gala, con sus mejores trajes para recibir un año más a la competición más esperada de la Mission X 3: Ulldeter.

Este año cambiamos el recorrido y experimentamos la Express, 14Km de alta montaña. Un subida y una bajada y para casa. Para los más rápidos 1 hora de montaña. Para mí 2 horas de auténtico disfrute, risas, placer de montaña y hacer amigos. ¡Qué increíble es correr por la montaña! Y que afortunados somos de tener El Pirineo catalán, tan bonito, tan maravilloso y tan nuestro.

El formato Express en pleno Junio es más que suficiente. El calor se hacía sofocante y aunque te creyeras hidratado, el sol jugaba su última carta, deshidratando a todo el que le desafiaba.

Últimamente no me canso de decirlo, menos es más. Al menos para mí. Redescubro nuevas distancias llenas de gloria, sobre todo para mi cuerpo quien agradece enormemente estar lejos del desgaste de las maratones. Esta vez estoy escuchando a mi cuerpo ¡Bien! Después de haber recorrido innumerables medias maratones y algunas maratones de montaña, mi cuerpo me pide calidad. Sí, resulta que ahora prefiero menos larala y más lerele. Más disfrute, menos sufrimiento y más juerga. Y es que eso son las carreras. Esto es las Mision X 3, el momento ideal para salir con los colegas a disfrutar de la montaña, a correr juntos y pasar el fin de semana fuera de la rutina habitual. Vale sí, que también miramos los tiempos, los podios y eso… Sí. Pero yo me quedo con todas vuestras caras, todos vuestros saludos, vuestros apoyos y palabras maravillosas de aliento.

Yo me quedo con compartir las risas y los buenos momentos. Y compartir también los malos, que juntos se hacen menos malos. Y que no me quiten nunca las ganas de seguir demostrando al mundo que correr es maravilloso, que te cambia la vida, que redescubres mucho dentro de ti misma y que sobretodo te regala una hermosa y gran familia. Además de unos fin de semanas de furgoneteo, aire libre y desconexión.

Por favor, que no se acabe nunca y que pueda seguir corriendo toda la vida.

LLEGAR A META Y TOCAR EL CIELO

Corriendo a tres treinta
LLEGAR A META Y TOCAR EL CIELO – Llegada a meta en Ulldeter: Foto Oriol Batista Fotògraf

 

LLEGAR A META Y TOCAR EL CIELO

Una imagen dice más que mil palabras. Al menos esta imagen. Lo dice todo. En esta ocasión finalicé la carrera de Trailrunning organizada por Klassmark. La carrera se llama Ulldeter, forma parte de las X-Mission (una liguilla de trailrunning) en formato Media Maratón.

¡Me lo pasé pipa! Ahora corremos así, disfrutando, sin sufrir, apretando cuando el terreno te deja y experimentando con las compañeras de ruta. En mi caso compañero. Esta liga de Klassmark, las X-MissionX3, las corro con mi compañero de fatigas Franc. Un gentlemen que no sabia lo que era correr por montaña hasta que le enseñé la ruta de las Miloques (en Cassà de la Selva). Ahora es él el que me enseña a mí 😉 ¡Vaya máquina!

Pues esta carrera fue una gozada. Lo pasamos genial, disfrutamos del tiempo que nos hizo, de la maravilla de las altas montañas (¡amo correr por encima de los 2000 metros!) y sus paisajes. También flipamos con el pueblo de Camprodon,  nos fascinan estos pueblos de montaña que se vuelcan en los eventos deportivos y la organización de la carrera. ¡BRAVO! Todo de 10. Como siempre: ¡Genial!

Lo mejor para mí (y para todos los corredores que estábamos en el arco de salida) es el desenlace final (¡como no!). Llegar a meta sabe a Gloria. Sabe a triunfo. Sabe a tocar el cielo con las puntas de los dedos. Así que esta foto lo dice todo: una servidora llegando a meta con mi perrita Rumba muy recuperada de hace unos meses cuando casi nos deja. Pero no. Es fuerte y tiene agallas y de momento me demuestra que hay Kilómetros para rato.

Así que, mientras la vida nos lo permita, a seguir disfrutando juntas de las montañas.