Disfrutar es el mayor desafío. Romanic Extrem: la carrera con alma.

Pic by Oriol Batista

Recta final, el arco de meta al fondo, la animación y el speaker a tope. Miro atrás, ella aún está lejos. Paro. Respiro. Me agacho en sentadilla profunda para comprobar el nivel de rigidez de mi cuerpo tras 3 horas de trailrunning. Todo Ok, no hay rampas ni dolores. Una sonrisa se dibuja en mi cara. Animo a los demás corredores y entonces aparece Emma. La animo y hacemos los últimos metros que nos separan de meta juntas.

El primer corredor de la maratón amenaza con estropearnos nuestra llegada triunfal así que le pido que corra más y ella entre nerviosa y cansada me asegura que no puede más mientras corre incansablemente a meta. Sonrío. Esa fuerza y ese empoderamiento personal es lo que la hace tan enorme. Cerca del arco está Anna, ella no corría hoy pero nos ha venido a ver y a deleitarnos con su grata presencia, su energía y su amor. Entre aplausos veo a Laia y Lluis con los peques.

¡Qué super emocionante! Y cruzamos la meta. Abrazo con fuerza a la campeona de Emma que ha bordado la carrera. Así, en una nube, me siento al abrazarla. Feliz y plena por compartir mi pasión con personas que la viven desde el mismo lugar que yo. No es sólo una pasión por un deporte, es una pasión por el amor a las personas. 


Una rato después aparecen 2 puntitos rosas haciendo los últimos metros, detrás de esos puntito otro más rezagado, rosita también que se queda atrás. Eva y Anna, y atrás Marta. Recta final. Las dos primeras paran el ritmo, miran atrás y esperan a la tercera. Los 3 puntitos rosas corren juntas los últimos metros. La emoción me recorre el cuerpo a modo de escalofrío. Un sentimiento de emoción y admiración me inundan. Sí señoras, así somos Les Nenes Trail. Ése es el espíritu que nos caracteriza, así vivimos el deporte que nos apasiona, así disfrutamos de nuestras montañas. No hay crono que supere a la fuerza que unidas mueve cualquier reto que nos propongamos.

Las animamos de forma incansable desde el otro lado. Es maravilloso el amor que se profesan estas mujeres, un amor incondicional que te carga las pilas y te desbloquea cualquier miedo. 
Un rato después aparece nuestra protagonista del día, Conxi. La insaciable Conxi que un año más nos deleita con su fuerza, su endereza y ese poder que la caracterizan. 

El año pasado no pudo acabar la carrera, un contratiempo nos hizo dejar de disfrutar de ése día. Pero un año después, más felices que unas castañuelas, estábamos allí para dejar claro que no hay reto que nos frene. Ni ningún miedo que nos paralice. Este año cruzó la meta, tras 23 Kms de disfrute, de montaña y de mucho amor. Este año iba muy bien acompañada, ella decidió que así fuera.
Y a punto de llegar a meta, tejimos un pasillo de amor, positivismo y buen rollo. Te lo has ganado Conxi. Te has ganado que te admiremos, que te queramos y que, por encima de todo, seas ésa pieza fundamental que llena de alegría y buen amor nuestros días.

Pic by Oriol Batista

Y así, un año más nos despedimos de una Romanic Extrem más que bien organizada, más que bien trazada, más que una carrera de montaña. En esta carrera hay alma. Están los voluntarios de la zona, los organizadores y todos los que participan y ponen de su parte para que año tras año sea una edición diferente, con recorridos nuevos y senderos mágicos que te llenan de alegría y amor. Hace algunos años ya que no fallamos nunca y esperamos que continúe así por muchos años más, porque cuando los proyectos se hacen con cariño y amor, no hay nada que pueda parar las ganas de seguir mejorando y las ganas de seguir formando parte de cada edición.

Así que felicidades a todos los que un año más habéis hecho posible esta Séptima edición de la Romanic Extrem. Gracias por vuestro trabajo duro e implicación, así es más fácil retarse, sabiendo que en cada avituallamiento habrá una sonrisa, una palabra de apoyo y una animación que hacen que el ánimo se te suba tan arriba que los pies no tocan al suelo y vuelas…

Felicidades a todos los Romànics. Felicidades a Les Nenes Trail. Feliz Montaña a todos…

Pic by Oriol Batista