TRAIL COSTA BRAVA. MUCHA COSTA Y MUY BRAVA.

Trail-Costa-Brava-Corriendo-a-tres-treinta

La alegría de correr. Trail Costa Brava.          Foto de Oriol Batista Fotògraf

TRAIL COSTA BRAVA. MUCHA COSTA Y MUY BRAVA.

Una Trail de Mar y Montaña como muchos de los platos típicos de por la zona. Trail Costabrava ofrecía 3 modalidades, express con 13K, Trail con 22k y Maratón para los más atrevidos y atrevidas. Los organizadores, KLASSMARK (siempre fieles a su quality over quantity), una vez más, han sabido hacer temblar a los corredores y las corredoras que acudimos a esta nueva cita. Ya una indispensable en todos nuestros calendarios.

Que sería una carrera de esas de no olvidar, ya lo sabíamos todos. La Costa Brava no deja indiferente a nadie y siempre es un placer poder descubrir nuevos senderos, trialeras y calas de ensueño a las que acceder es casi un suicidio. Pero lo que no nos esperábamos nadie era un temporal tan bravo y villano que nos acojonó a todos al instante y que hizo aún más divertida y épica esta especial carrera en nuestra estimadísima Costa Brava.

Una vez más felicidades, porque no solo fue una excelente organización y calidad de la prueba, sino que además hubo muchísimo cuidado al corredor. Para mí es el motivo principal para acudir año tras año a todas las carreras que organizan Klassmark y que recomiendo a todas mis amigas que se inician en montaña.

Personalmente, tras 2 maratones en las piernas a principio de temporada y después de venir de 1 año sabático en cuanto a competiciones deportivas y a nivel profesional, ha sido una carrera de las de disfrutar sin mirar el reloj.

Esta carrera era para mi compañero de batallas Franc. Al que hace ya 2 años lo engañé para empezar a correr por la montaña y que se ha llegado a enganchar de una manera que me encanta. ¡Ole!

Después de que él saliera de un lesión que lo dejó fuera de juego durante meses, la Trail Costa Brava era la ideal para volver al “ruedo”. Los primeros 11Km muy rápidos y corribles, de disfrutar, de ir con el gancho puesto a la par que la sonrisa. Tras los 11Km venía la “chicha” unas trialeras de rocas, al más puro estilo Costa Brava. ¡Súper!

Los mejores momentos de la carrera fueron los que no corrimos, más bien escalamos, saltamos y casi casi nadamos… Fue un tramo muy WILD, muy auténtico y de los que me encantan. Aunque sí, para algunos fue bastante ¡PUNKY! Jajaja

Personalmente tuve la suerte de poder ir a testear el terreno para hacerme a la idea de lo que venía y aunque el trozo PUNKY me lo salté (brutal para mi sorpresa el día de la carrera). Y la verdad que me encantó. Correr por la arena de la playa es un poco cansado pero tiene una magia excepcional. Sobretodo cuando las olas juegan a mojarte los pies (y al final lo hacen las jodías) y cuando la brisa marina inunda cada poro de tu piel. Goce total.

¡Qué disfrute ver las caras de los compañeros y compañeras corredores y sobretodo los comentarios! Gritos y chillidos entre risas de carcajada auténtica con la boca abierta. No lo olvidaré.

Tras esos kilómetros venían unos de descanso y luego ya Palamós. Genial, espectacular, brutal, auténtico, salvaje… Costa Brava en estado puro. Esta la marco de nuevo en mi calendario el año que viene y, si puedo, procuraré llegar en mejores condiciones para lanzarme al mar directamente y llegar a Palamós nadando…

Eso ya sería otra aventura y otra carrera…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *