MARATÓN DE ROCACORBA

Maratón de Rocacorba

Maratón de Rocacorba by Oriol Batista Fotògraf

MARATÓN DE ROCACORBA

Mi primer reto para este 2.018 que lo estreno con ilusión, emoción y muy buena energía. Rocacorba es y será siempre una montaña única y especial para mí, pues con Rocacorba me inicié al trail de montaña y tras 5 temporadas puedo decir que amo esta carrera más que ninguna otra.

Mi primera vez en Rocacorba fue para hacer 20K. Fui sola, corrí sola y me fui sola para casa, contenta, feliz y satisfecha que una asfaltera como yo tuviera el coraje de enfrentarse a un reto tan desconocido como ése para mí.

Al siguiente año corrí 30K con mi pareja. Fue impresionante, duro pero muy gratificante. Llegué acompañada, corrí acompañada y acabé más acompañada que nunca. Rodeada de toda las personas que más quiero y con él.

El año después corrí la Trail Rocacorba de 30K de nuevo porque la Maratón era por parejas y mi pareja se lesionó. Así que corrí sola de nuevo. Corrí sola bajo la lluvia pero corrí feliz, felicísima por las buenas sensaciones, el resultado de los entrenamientos y por acabar saltando con esa sonrisa risueña desdibujándome la cara.

El año pasado corrí con una compañera de equipo. Una loca que se quería iniciar a la distancia maratón y que lo hizo genial. Y yo la disfruté como una enana, riendo, chillando y animando a todos los corredores que nos adelantaban y sobretodo animando a mi compi. Casi hacemos terceras por equipos, y aunque no subimos al limbo, la animación en la llegada fue de campeonas. Todo el equipo de Les Nenes Trail se volcó con nuestra locura y fue de 10.

Este año ha sido algo muy discreto, correr muy hacia dentro de mi misma. Hice la maratón porque me la debía. Este año habían aumentado los Kilómetros y , siendo sincera, los primeros 12k no fueron santo de mi devoción. Asfalto y pista hacían que los pros pudieran volar y rascar posiciones, pero a una servidora la hizo tomárselo con calma y respirar. Pero fué bien, sí sí…

Lo mejor, sin lugar a dudas, es llegar a Rocacorba, saber que ya tienes la mitad en la saca, reponer fuerzas y seguir para Bingo. Nos esperaban 22Km de subidas y bajadas, de senderos de cuento con vistas de primera. Siempre es un placer correr Rocacorba, pero este año más. Este año he ido sola, he corrido sola, he llegado a meta sola y me fui sola. Sola no, conmigo misma que ya es mucho. Sola nunca porque no hay mejor compañera de batalla en la montaña que la soledad que nunca te deja.

Este año Rocacorba ha sido mi punto de inflexión, mi arrebato pero también mi capricho, porque es mi juego, mis reglas y mi forma de vivir mi vida, así salvaje.

Espero que por muchos años más pueda seguir corriendo esta TRAIL con mayúsculas, divertida, dura pero, sobretodo, especial. Y espero que año tras año tenga al mejor fotógrafo del mundo esperándome en meta para saber que nunca estoy sola, que nunca corro sola y que aunque me sienta triste, perdida y desconsolada; él siempre estará allí para verme sonreír escondido detrás de su objetivo.

Maratón de Rocacorba

“Aquest any ha anat per tu amor i per la nostra muntanya.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *