BEHOBIA: NO TE LA PUEDES PERDER

Behobia

BEHOBIA: NO TE LA PUEDES PERDER

Siempre lo digo, Behobia es una carrera que tienes que hacer una vez en la vida. Son 20Km de asfalto, tiene algunas cuestecillas con sus respectivas bajadas. Si estás acostumbrado/a a correr y ya te has estrenado en media maratón no tendrás problemas, si eres novato/a en esto de correr, un consejo: guarda fuerzas y no lo des todo porque el final es durillo.

Behobia es increíble, cómo todo lo que suelen hacer en el País Vasco, ¡a lo grande! la organización es brutal, cuidan hasta el último detalle para con el corredor y la corredora; desde la recogida de dorsal y desplazamiento, hasta la recogida de mochilas en línea de meta pasando por la camiseta femenina con tallas ajustaditas como nos gustan para posturear aunque no para entrenar. Pero más allá de lo material Behobia es fantasía en estado puro.

Sales de meta en tu pertinente cajón con más marcha en el cuerpo de la que tenías al levantarte por la mañana. Los gritos del speaker, la música y el cachondeo en general te hace olvidar el nervio pre-carrera y te crees estar en una fiesta. Te hacen bailar, saltar, chillar hasta que dan el disparo de salida, entonces, resulta que toca correr. La animación es brutal durante los 20Kms. Cortan la autovía para que pasen más de 33,000 corredores. Es un espectáculo de grandes dimensiones pero, por encima de todo, es pasión en cada zancada, es tener la piel de gallina con cada aplauso, con cada palabra de aliento. Ver a la gente, miles de personas animándote, gritando tu nombre, diciéndote: ¡Aupa neska! ¡Campeones! ¡Ya lo tenéis! ¡Vaya mérito! Es brutal. Los peques se disponen a un lado estirando sus bracitos y abriendo sus palmas para dar esa energía tan brutal que te llena y te empuja a seguir pese al dolor, el calor y las peores condiciones que se presenten físicas, mentales o meteorológicas. No hay dolor, no importa porque el protagonista no eres tú, son ellos. Behobia son las personas que aguardan en las aceras para animar a los extraños corredores que intentan cumplir un sueño. Behobia es una emoción que se respira y se entiende una vez la vives. Puede que sea un poco la Zegama del asfalto, puede que simplemente sea que el País Vasco despierte eso que todos llevamos dentro.

Sea como sea, Behobia es Behobia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *